Beggs' Tumblr

RSS
La respuesta correcta. #CriminalMinds

La respuesta correcta. #CriminalMinds

Apr 6
'Game of Thrones' handy snarky season 4 map explains where everybody is | @EW

'Game of Thrones' handy snarky season 4 map explains where everybody is | @EW

#AlanNuncaMás “Según el grupo de trabajo parlamentario, García Pérez transgredió los artículos 8, 39, 43, 44, 45 y 118 de la Constitución al aprovechar su cargo de Jefe de Estado para otorgar indultos y gracias presidenciales a condenados por tráfico de drogas. Entre 2006 y 2011, el gobierno de Alan García otorgó más de 3 mil conmutaciones de penas a narcotraficantes. Además, se conmutaron las penas de 1,628 condenados por delito de robo agravado y 180 por delito de hurto agravado.” (via El Congreso salva a un presidente (y acusa a otro) | El Útero de Marita)

#AlanNuncaMás “Según el grupo de trabajo parlamentario, García Pérez transgredió los artículos 8, 39, 43, 44, 45 y 118 de la Constitución al aprovechar su cargo de Jefe de Estado para otorgar indultos y gracias presidenciales a condenados por tráfico de drogas. Entre 2006 y 2011, el gobierno de Alan García otorgó más de 3 mil conmutaciones de penas a narcotraficantes. Además, se conmutaron las penas de 1,628 condenados por delito de robo agravado y 180 por delito de hurto agravado.” (via El Congreso salva a un presidente (y acusa a otro) | El Útero de Marita)

Se murió el papá de Carrie en #Homeland!! :( 'Homeland' actor James Rebhorn dies at 65 | @EW.com

Se murió el papá de Carrie en #Homeland!! :( 'Homeland' actor James Rebhorn dies at 65 | @EW.com

No one is ever a victim, although your conquerors would have
you believe in your own victimhood. How else could they conquer you?

- Barbara Marciniak

#AlanNuncaMás Los documentos del caso García - Montesinos

Una investigación de la Cecilia Valenzuela del 2001/ agenciaperu.com

Durante la semana pasada, nuestra agencia resistió el cargamontón dirigido por Alan García y protagonizado por sus amigos de ahora y siempre.

Se dijeron diversas cosas, que los documentos no existían, que sí existían pero eran bamba, que todo es falso, que habían sido sembrados por el ministro de Justicia Fernando Olivera, que este era el peor fiasco del periodismo de investigación; hubo hasta quienes celebraron, otros hipócritamente dijeron que no era plausible porque yo estuve alineada al toledismo. Se dijo de todo.

Lo que no dijeron los amigos y defensores de García es que la Fiscal de la Nación Nelly Calderón, tiene en su despacho la investigación con todos los documentos de este caso, que esta investigación existe. Lo que significa que sus actuados servirán para sustentar una investigación periodística y fiscal que se inicio en el mes de mayo de este año. Por eso, nosotros ya habíamos encarado a García al respecto, como se puede comprobar en “García contesta a la prensa sobre sus vínculos con Montesinos”. Como hicimos notar en su momento, el ex presidente primero negó haber conversado con Montesinos y luego se contradijo.

DESMINTIENDO LOS DESMENTIDOS

Pero primero, lo primero. Sin duda, el momento mas dramático de la semana lo protagonizo el propio Vladimiro Montesinos, en frente de toda la prensa, el ex asesor dijo, respecto a nuestra investigación: “Niego tajantemente. Que investiguen a la fiscal Ana Cecilia Magallanes”.

Lo que dijo Montesinos tiene dos partes. La primera, cuando niega. Se le observa furioso, está iracundo: una periodista obtuvo sus declaraciones. Pero lo mas importante, por el momento, es la segunda parte de su intervención. “Que investiguen a la fiscal Ana Cecilia Magallanes”.

¿Por qué menciona montesinos a la fiscal Magallanes cuando hay seis fiscales anticorrupción? Simple: porque fue en presencia de Magallanes que Montesinos proporcionó el testimonio en el que afirma que pacto con Alan García la prescripción de los delitos del ex mandatario.

La segunda intervención trascendente fue la del abogado de Winter, el doctor César Nakasaki, quien dijo que no podía afirmar ni negar nada acerca del caso. Un abogado honesto: no puedo afirmar ni negar porque no puedo mentir.

Después, la señora Matilde Pinchi Pinchi, saliendo de la oficina de la fiscal Magallanes negó todo con mucha habilidad. Pero esa misma mañana, la señora Pinchi ratificó sus declaraciones. Ante la Fiscalía confirmó el testimonio de montesinos. Nosotros estamos seguros de que el texto de su testimonial ante la fiscal confirma lo dicho por ella y por los otros testigos.

Y la ultima declaración relevante, fue la que proporciono, públicamente el ayudante de montesinos, el Capitán Wilder Ramos, el delivery de Montesinos: “Me llamó Rodríguez Medrano y me dijo que pasara para que le llevara unos documentos al doctor, pero yo estaba con Fujimori y el ex presidente me había detenido.”

Eso es cierto y explica la aparente contradicción del testimonio de Montesinos cuando dice que fueron sus ayudantes Ruiz y Ramos los que llevaron el sobre a la casa de Winter. El ex asesor le ordenó a Rodríguez Medrano que los llamara. Sin embargo, como Fujimori los había intervenido ellos no pudieron acudir. Esto nunca lo supo el ex asesor.

La declaración del capitán Ramos confirma el testimonio que refiere que, apenas volvió al Perú, Montesinos tenía urgencia de enviar documentos. No olvidemos que Winter dice, textualmente, que el sobre lo llevó a su casa alguien del SIN, alguien que conocía su dirección.

Nuestra fuente sostiene que fue Rodríguez Medrano -y esto consta en uno de los actuados que tiene en su poder la Fiscal de la Nación- el magistrado a quien Montesinos le encargó la redacción del documento que después fue enviado a la casa de Mendel Winter y, posteriormente, recogido por un comisionado de García, cuya identidad será descubierta por la investigación fiscal.

A propósito, Jorge del Castillo, en su ultima declaración ante la prensa, afirmó que nosotros dijimos que el documento enviado a la casa de Winter tenía dos páginas. ¿De dónde saca del Castillo la existencia de un documento de dos paginas? Nosotros nunca mencionamos el número de paginas del documento que Montesinos dice que envió a García.

Luego que el domingo en el programa Entre líneas hiciéramos notar este traspiés del congresista, éste se mostró muy cauto en sus declaraciones. Dio por cerrado el caso y lo minimizó diciendo que los documentos aquí mostrados “eran un refrito”.

En lo que va de esta semana, los amigos y defensores de García no han hecho mayores comentarios ante los testimonios mostrados el domingo. Intentan minimizar el impacto.

OTROS INDICIOS

Por su lado, el diario correo aportó otros indicios, mostrando los registros telefónicos entre Montesinos y Winter, cuando el ex asesor se refugió en Panamá. Más de 100 llamadas entre los dos, lo que confirma lo que ambos declarantes atestiguan: que sí hubo fluidísima comunicación entre ellos.

También está la agenda que Montesinos perdió en octubre del año pasado y que fue publicada por la República. En ella se consigna el numero de la casa de Winter, el 440-4012. El mismo número que cita Montesinos en su testimonial del 26 de julio de este año, para confirmar que habló con Winter.

Además Montesinos y Winter dicen que Garcia estuvo interesado en hablar con el ex asesor desde hacía mucho tiempo. Veamos lo que dice Montesinos en una conversación con el ministro de Defensa de entonces Carlos Bergamino y otros altos mandos militares, ocurrida el 22 de julio de 1999 (vladivideo 1614 - 1615).
*
El señor MONTESINOS TORRES.- Te aseguro que de repente el domingo o el sábado, el sábado van a poner ahí Mantilla próximo Ministro. Eso es más que fijo.

El señor BERGAMINO CRUZ.- Y ha estado Mantilla en la condecoración al Presidente.

El señor MONTESINOS TORRES.- Ah, ¿estuvo ahí?

El señor BERGAMINO CRUZ.- Si, ha estado.

El señor MONTESINOS TORRES.- Está buscando un acercamiento por el tema de Alan García.

El señor ELESVÁN BELLO.- Lo han choteado un poco los apristas a Mantila.

El señor MONTESINOS TORRES.- No, no, lo han choteado, sino que Alan García está tratando de buscar un acercamiento y Mantilla es el más… va a buscar una forma de estar cerca al Presidente para poder conversar con él.

El señor BERGAMINO CRUZ.- Es un caballero.
*

Y lo mismo le dice Montesinos a Genaro Delgado Parker el 21 de abril de 1999 (vladivideos 1487 - 1488).
*
El señor DELGADO PARKER.- Pero, yo le pregunto ¿qué pasa si el Parlamento el próximo año…?

El señor MONTESINOS TORRES.- Bueno, no va a haber un Parlamento de mayoría, en eso estamos totalmente de acuerdo.

El señor DELGADO PARKER.- La gente de minoría puede tomar una serie de medidas contra Fujimori si es que… Acá se habla de declaración pidiéndole a Fujimori que no se reelija.

El señor MONTESINOS TORRES.- Sí, pero eso ¿quiénes son? Valentín Paniagua, después…

El señor DELGADO PARKER.- No, el único importante ahí es el Apra.

El señor MONTESINOS TORRES.- Sí, pero el Apra…

El señor DELGADO PARKER.- Que sí va a tener 20%.

El señor MONTESINOS TORRES.- Bueno, pero yo le digo una cosa: Alan García está como loco por hacer el pacto.

El señor DELGADO PARKER.- Yo a Alan García, yo no creo que sea candidato. Estoy de acuerdo que ustedes lo tienen muy bien puesto ahí en el Parlamento.

El señor MONTESINOS TORRES.- No, es que no hay ningún problema con García. Mire, nosotros no nos engañemos, el destino de esta Nación pasa por la Fuerza Armada. El que venga a ser Presidente va a tener que negociar con la Fuerza Armada y con los aparatos de Inteligencia. Si no negocian los presidentes. Eso es la verdad.
*

LOS TESTIMONIOS

Hace una semana mostramos frases textuales de los testimonios ofrecidos por Winter y por Montesinos.

Ahora, aquí están los documentos.

Este es el testimonio de Mendel Winter Zuzunaga, el 13 de julio, en el penal de San Jorge, cuando Fernando Olivera no tenía ni idea que sería Ministro de Justicia.

Winter rinde sus declaraciones en presencia de su abogado César Nakasaki y de la fiscal Ana Cecilia Magallanes, aquí las firmas y los sellos.

Y esta es la declaración de Vladimiro Montesinos Torres, ofrecida el 26 de julio, en la Base Naval del Callao, a la una de la tarde con 25 minutos.

Es importante destacar que Montesinos ofrece su testimonio en presencia de su abogada, la doctora Gloria Agüero, de la fiscal Ana Cecilia Magallanes -por eso pide que la investiguen- y del procurador José Ugaz Sánchez Moreno. Aquí están las firmas de los cuatro: Magallanes, Agüero, Ugaz y Montesinos.

Nosotros tenemos la certeza de que como estos, los otros testimonios existen y no solo han sido confirmados, como el de la señora Matilde Pinchi Pinchi, sino que, el contenido, los datos y los detalles son comprobables.

Ahora, la justicia peruana tiene la palabra.

Fuente: http://homuspoliticus.blogspot.com/2006/11/alan-y-el-doc-en-version-de-la-chichi.html

#AlanNuncaMás Las evidencias: testimonios de Montesinos y Winter Escribe la Cecilia Valenzuela del 2001 / agenciaperu.com Hablan Montesinos y su mensajero con García, Mendel Winter. Estas son dos declaraciones judiciales tomadas independientemente. Ambos personajes están incomunicados entre sí y la coordinación entre ellos, a nivel de detalles coincidentes de ambos testimonios, era imposible. TESTIMONIO DE WINTER El 13 de julio del 2001, en el penal de San Jorge y en presencia de su abogado, el doctor César Nakazaki y del fiscal provincial, Mendel Winter Zuzunaga declaró los siguiente: “Yo soy amigo personal de Alan García. El siempre trató de usarme a mi para tener un contacto con Vladimiro Montesinos. Yo varias veces accedí a su pedido de éste y el señor Vladimiro Montesinos nunca me daba un respuesta si podía tener una comunicación con él, no tenía interés de hablar con él y cuando Vladimiro Montesinos se va Panamá me llama Alan García para decirme que lo que siempre él me había dicho que un gobierno dictatorial tarde o temprano se iba a caer. Esa fue una conversación mía con Alan García. En una de las conversaciones que tuve con Vladimiro le conté que había hablado con Alan y él me preguntó si tenía el teléfono de Alan García en París y yo le proporcioné el teléfono. Después de dos días Vladimiro me dijo que le iba a llegar a mi casa un sobre para que se lo entregue a un comisionado que iba a mandar Alan García a recogerlo. Era un sobre cerrado, desconozco el contenido del sobre que estaba cerrado y efectivamente a los dos días o tres que hablé con él llegó el sobre y él me dijo que iba a llegar una persona a recogerlo a mi casa a nombre de García. Posteriormente Alan García me volvió a llamar para pedirme la dirección de mi casa, después de haber permanecido dos días el sobre en mi casa vino una persona a recogerlo. Desde ahí nunca más tuve contacto con Alan García”. “Montesinos nunca me comunicó lo que habían conversado, lo único que me dijo es que iba a recibir un sobre para ser entregado a una persona comisionada por Alan García”. “El sobre lo llevó un mensajero que trabajaba en el SIN, quien conocía perfectamente mi casa porque en varias oportunidades han concurrido a mi casa a dejar documentos”. TESTIMONIO DE VLADIMIRO MONTESINOS Declaración del 26 de julio del 2001, pero no en cualquier penal, ofrecida en la Base Naval del Callao. Vladimiro Montesinos, en presencia del fiscal y de los abogados de ambas partes, narró lo siguiente: “El sobre ha sido cuando he regresado de Panamá, era un proyecto de un escrito para interponer una acción de Amparo para declarar inaplicable, en el caso del señor García la Ley de Contumacia, para que a su vez, Winter lo haga llegar al señor Alan García”. “Yo elaboré el proyecto de escrito de una acción de Garantía Constitucional para que una vez que lo reciba lo materializara con sus abogados; el objetivo era que el Poder Judicial declarara lo que esta pidiendo. Yo tuve el teléfono de Alan García entre julio y agosto del 2000 porque había una relación con los señores Winter, me comuniqué con él a París, cuando estaba en Panamá lo llamé y le di la idea de cómo él podía solucionar el problema de la prescripción de los procesos, pero el tenía la Ley de Contumacia, yo le aconsejé que presente una acción de Amparo. Cuando llegué acá materialicé el proyecto de la demanda, Mendel Winter lo ha hecho llegar a París, después yo hice las coordinaciones con la Sala de Derecho Constitucional para que salga favorable la acción, eso ha ocurrido en el mes de octubre del 2000, a mi regreso”. “Con el doctor Serpa, y con el doctor Almeyda, los que integraban la Sala en ese momento, hicimos las coordinaciones, fueron telefónicas desde la casa de la señora Matilde Pinchi Pinchi, a través de un teléfono celular prepago que se adquirió en ese momento, la señora Matilde se encargó de adquirirlo”. “Los señores Ruiz y Ramos, fueron los que llevaron el documento a la casa del señor Mendel Winter”. “El teléfono me lo proporcionó Mendel Winter, me contestaba directamente Alan García y otras veces me contestaba una grabadora; una vez estando en Panamá conversé con él en presencia de la señora Matilde Pinchi y cuando he estado en su casa en Lima también tuve conversaciones con García en su presencia”. “A Alan García lo he ayudado a la solución de su problema, eso permitió que se declare inaplicable la Ley de Contumacia para que a su vez se levanten las ordenes de captura en su contra y pueda regresar al Perú. Los magistrados tenían relación conmigo… La idea partió de mí y él aceptó”. “No hubo ningún acuerdo ni ofrecimiento de su parte, todo se hizo como apoyo político de mi parte a futuro, pero nunca él me ofreció nada ni yo le ofrecí nada”. UN TESTIMONIO PREVIO Como lo cuenta Montesinos, existen otros testigos. De hecho, nosotros recogimos, en el mes de mayo el testimonio de un testigo presencial. Ese testimonio, clave, nos llevó a indagar en el entorno de los otros inculpados. El caso tomó relevancia para nuestra investigación cuando logramos acceder a las palabras textuales del señor Mendel Winter, las mismas que luego fueron corroboradas por Montesinos. Ninguna de estas tres personas tuvo ocasión de coordinar sus versiones. Es de público conocimiento que Montesinos y Winter se encuentran incomunicadas entre sí. La tercera persona también. García llamó desde París al número de teléfono en Lima: 4404012. El número pertenece a Mendel Winter y una investigación fiscal deberá verificar la cantidad y las fechas de las llamadas que se hicieron, a ese número, desde el teléfono de Alan García en Francia. Con estos indicios, la Fiscal de la Nación debe investigar. Puede llamar por ejemplo a la señora Matilde Pinchi y a los capitanes Ruiz Agüero y Ramos a declarar. El propio Montesinos dice que ella estuvo presente cuando él habló con García desde Panamá y desde Lima. Y que ellos llevaron el sobre a la casa de Winter. El argumento de que no se le puede creer a un delincuente está gastadísimo. Lo usan todos los implicados en el caso Montesinos. Además si no se le puede creer nada a un acusado, entonces para qué existen los procesos judiciales y los interrogatorios. En este caso se trata de tres testimonios diferentes, tres testimonios fundamentales, que deben ser corroborados con los testimonios de los capitanes Ruiz y Ramos y del personal de servicio de la casa de Mendel Winter, el mismo personal que puede identificar al “comisionado” que el ex presidente envió a recoger el famoso sobre lacrado.

#AlanNuncaMás Cronología de un acuerdo (escrito por la Cecilia Valenzuela del 2001)

Hasta el mes de mayo del presente año, el Consejo Nacional de la Magistratura no había terminado de depurar la telaraña tejida por Montesinos durante sus 10 años en el poder. Los vocales montesinistas tuvieron, en esos ocho meses, el tiempo de gracia suficiente para seguir trabajando por su señor en desgracia. Paradójicamente, la tarea esta vez se centraba en limpiar de polvo y paja a AGP, antiguo archienemigo y, en esos tiempos difíciles, posible salvador.

Junio 2000
La fiscal suprema, Adelaida Bolívar Arteaga, afirma que los cargos imputados a AGP no han prescrito.

29 de octubre, 2000
Montesinos huye del país en el velero que le proporcionara José Lizier Corbetto -hijo de Carlos Lizier, hombre del entorno de Alan García.

Noviembre, 2000
El Ministerio de Relaciones Exteriores remite a la cartera de Justicia la resolución de la OEA, declarando inaplicable ley 26641, “ley de contumacia”, por ser anticonstitucional.

A fines de este mes, el magistrado suplente Escobar Lino, vinculado a Montesinos, a cargo del juzgado de Derecho Público, sorprende a la opinión pública, y declara inaplicable la “ley de contumacia” para el caso de AGP.

Derogan en el Congreso la ley “antimpunidad”, que no permitía la postulación a la presidencia o al Congreso a candidatos implicados en procesos judiciales.

11 de diciembre, 2000
Anuncian llegada de Alan García el 7 de enero del próximo año.

20 de diciembre, 2000
Fernando Olivera, alerta que ex presidente estaría tratando de retornar al país intercambiando valiosa información. Asegura, además, que AGP se reunió con el ex congresista fujimorista Altuve Febres en Francia.

26 diciembre, 2000
El procurador ad hoc Jorge Melo Vega y Judith de la Matta, abogada de AGP, expusieron ante un tribunal presidido por el vocal supremo Luis Serpa Segura -quien luego aparecería protagonizando uno de los vladivideos-, sus argumentos en contra y a favor de la prescripción de los delitos por los que AGP fue procesado.

Judith de la Matta se pronuncia sobre “ley de contumacia”. Dice: el gobierno tiene la obligación de cumplir con las recomendaciones de la OEA, que señala en sus recomendaciones que esa ley es anticonstitucional. AGP continuaría en su situación de “reo contumaz”, condición que le impediría la prescripción de sus procesos.

6 de enero, 2001
Dos días antes del cierre de inscripción de los candidatos a la presidencia, el lunes 8, a través de un video presentado en el Congreso, Alfredo Zanatti denunció que, autoridades políticas y militares del gobierno de Fujimori, lo chantajearon para inculpar al ex presidente AGP.

8 de enero, 2001
Último día para la inscripción de los candidatos. Inscriben a AGP.

11 enero, 2001
Desde Colombia, AGP admite haberse reunido con Vladimiro Montesinos antes del 5 de abril de l992. El ya candidato a la presidencia, confesó que la conversación tocó el tema del conflicto con el Ecuador y las posibles intenciones de Montesinos de neutralizarlo. García Perez aclaró tener en claro ahora que Montesinos lo citó para averiguar si es que él estaba al tanto del autogolpe de estado que planificaron y concretaron el 5 de abril de 1992.

12 de enero, 2001
AGP declara: “todo está bien cuando termina bien”. Dice que su mayor capital es haber sido el “político más perseguido del Perú”. García dice a la prensa que si vuelve a ocupar el Palacio Pizarro, no emprenderá una ofensiva legal contra los partidarios de Fujimori “no voy a caer en el fujimorismo”, asegura.

13 de enero, 2001
Se presentan ante el JNE dos recursos de nulidad contra la resolución que inscribió la plancha presidencial encabezada por AGP.

14 de enero, 2001
Alan García anuncia su próximo retorno, pero no sin antes se modifique su orden de detención por la de comparecencia.

17 de enero, 2001
Del Castillo anuncia que AGP llega a Lima el 27. Dijo, además, que “cualquiera fuera la decisión del poder judicial, ésta será respetada, pues el líder aprista no tiene la intención de eludir la acción de la justicia” García Sayan, ministro de Justicia, declara a la prensa que la situación de AGP depende de la decisión de la Sala Penal correspondiente, quien debería decidir si sus delitos han prescrito o no. Si no fuera así, AGP tendría que ponerse a derecho.

18 enero, 2001
La sala penal especial de la Corte Suprema de justicia decide que la ley de contumacia era inaplicable para AGP y resuelve la prescripción de los delitos que le imputaban. La decisión fue tomada por jueces Serpa Segura, Torres Carrasco y Nicanor Castillo Declaran prescritas las dos acusaciones en su contra: Por el caso del BCCI y los Mirage, desequilibrio del balance patrimonial y tenencia de cuentas bancarias no justificadas; y por el soborno por 1 millón 100 mil dólares en el caso de Tralima y el tren eléctrico.

19 enero, 2001
El procurador ad hoc Melo Vega impugna el fallo de Corte Suprema, por lo que debería seguir vigente la orden de captura. Afirma que la resolución de la Sala especial presidida por Luis Serpa Segura, no entra en vigencia mientras no sea confirmada por la Sala Civil permanente.

22 enero, 2001
Nicanor Castillo, miembro del tribunal penal especial de la Corte Suprema, dijo que la orden de detención de García se mantendría por el recurso de nulidad interpuesto por Melo Vega.

27 de enero, 2001
Alan García Pérez regresa al Perú.

28 enero, 2001
Lourdes Flores denuncia alianza entre AGP y Montesinos. Los acusa de “perturbar y deslegitimar el proceso electoral y el sistema”. Nicolás Lúcar, en su programa Tiempo Nuevo, en América televisión, acusa al presidente Valentín Paniagua de estar vinculado con el testaferro de Montesinos, Víctor Venero.

29 enero, 2001
Alan García arremete contra Lourdes Flores aludiendo a las vinculaciones del PPC con Montesinos a través de Luis Bedoya de Vivanco. Sobre las denuncias contra Paniagua dice ese día: “es gravísimo y alarmante que un presidente provisional, encargado de conducir el proceso electoral del 8 de abril de forma democrática, es acusado de esa manera. Es muy grave”.

Fuente: http://homuspoliticus.blogspot.com/2006/11/alan-y-el-doc-en-version-de-la-chichi.html

¿Prescripción digitada? (por la Cecilia Valenzuela del 2001)

Uno de los dos procesos que enfrentó el ex presidente Alan García Pérez en el Poder Judicial fue el relacionado al caso del tren eléctrico.

El proceso se abrió en 1994 por los cargos de enriquecimiento ilícito, colusión ilegal, negociación incompatible, cohecho pasivo y pago de sobornos en la entrega de los derechos de construcción del tren eléctrico al consorcio italiano Tralima.

En enero del 2001, García Pérez fue beneficiado con una prescripción del juicio, a pesar que existía jurisprudencia que negaba la posibilidad.

En efecto, el 31 de agosto del año pasado, la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema había declarado infundada la prescripción de la acción penal deducida a favor de Alfredo Zanatti Tavolara, cómplice de García según la acusación.

La decisión judicial era plenamente justificada. En este caso, para que prescriba la acción penal tenía que haber transcurrido 11 años y 3 meses desde el último ilícito penal y eso no había sucedido.

El cálculo que hizo la Segunda Sala para fijar el plazo de prescripción fue el siguiente:

- El tiempo ordinario para este tipo de delitos (5 años).
- La mitad de este tiempo, por tratarse de un delito que merece prisión (2.5 años).
- Al tratarse de un proceso en agravio del Estado, al tiempo acumulado (7.5 años) se le debía agregar la mitad del tiempo computado (3.75 años).

El tiempo total resultó entonces 11 años y 3 meses.

Como el último ilícito penal -la entrega del último soborno a la cuenta de Zanatti en el Barclays Bank- se produjo el 15 de agosto de 1990, la prescripción entraba en vigencia a partir del 15 de noviembre del 2001. Este mismo cálculo se debería haber aplicado para el caso de García, pues se trataba del mismo proceso.

Queda claro, entonces, que cuando la Sala Penal de la Corte Suprema, el 18 de enero del 2001, decretó la prescripción de la acción penal en contra de García Pérez, no se ajustaba a los plazos que la ley había fijado para el mismo caso.

Así, Alfredo Zanatti, cuya prescripción no fue aceptada, fue condenado a tres años de prisión y una multa de medio millón de soles. Sin embargo, gracias a una prescripción irregularmente emitida, el beneficiario del soborno, Alan García, fue eximido de toda responsabilidad. Y de esta forma el ex mandatario quedó habilitado para postular nuevamente a la presidencia.

Fuente: http://homuspoliticus.blogspot.com/2006/11/alan-y-el-doc-en-version-de-la-chichi.html

La conexión García - Montesinos al descubierto (1 de setiembre del 2001)

Alan García pactó con el diablo (escrito por la Cecilia Valenzuela del 2001).

Vladimiro Montesinos confabuló en el Poder Judicial para lograr que la Sala Especial de la Corte Suprema de la República, presidida por el vocal Luis Serpa Segura, declarara la prescripción de los delitos de corrupción, enriquecimiento ilícito, colusión y cohecho pasivo por los que debía responder el ex presidente Alan García, por lo menos, hasta noviembre del 2001.

Escribe Cecilia Valenzuela / agenciaperu.com

Dos días antes de la segunda vuelta electoral, el último primero de junio, el candidato Alan García respondía a las expectativas de los corresponsales extranjeros en el local de la Asociación Peruana de Prensa Extranjera, APEP, en el Hotel Las Américas.

Una periodista del diario ABC de Madrid, Carmen de Carlos le preguntó: “¿Podría usted aclarar si entre el 24 de setiembre, fecha en la que Vladimiro Montesinos se fue a Panamá, hasta hoy, ha mantenido alguna conversación con él?”.

Alan García respondió con evasivas “No. Yo no he sabido del doctor Montesinos, salvo la presunción -que era una hipótesis de trabajo- de que estaba en Venezuela”. Como la respuesta no era concreta De Carlos replicó: “Existe información de que usted mantuvo conversaciones con Montesinos estando en París. ¿Dice que no?”.

"No", respondió García, nervioso y guardando silencio unos segundos antes de continuar. "Que yo sepa nadie ha tomado el nombre del doctor Montesinos para llamarme. Hubiera sido de lo más curioso recibir una llamada de Montesinos".

La corresponsal del mismo diario en Lima, quien suscribe estas líneas, insistió: “Se ha registrado una versión de parte de una de las personas que estuvo con Montesinos en Panamá entre el 24 de setiembre y el 23 de octubre del año pasado, quien afirma que hubo una comunicación telefónica entre Vladimiro Montesinos y usted. ¿Puede negar rotundamente esa versión?”

Esta vez García respondió destemplado. “Durante estos diez años que usted vivía en el Perú yo tuve que vivir fuera por culpa del gobierno de Montesinos, de manera que no entiendo esa relación salvo que yo sea un masoquista absoluto, cosa que no soy. En segundo lugar que alguien presuma que Montesinos me llame es muy gracioso. Me ha llamado mucha gente haciendo bromas, diciendo que era Montesinos o que era Fujimori.” Dijo contradiciendo la versión que había dado minutos antes a la periodista española. Acto seguido el candidato bebió el integro de su vaso de agua y se retiró.

Esa noche García tenía programadas entrevistas en dos canales de televisión. Después de su encuentro con la APEP, canceló ambas presentaciones.

Hasta ese momento sólo existía la versión de una de las personas que acompañó al ex asesor en su breve exilio panameño, que refería que Alan García se había puesto de acuerdo con Vladimiro Montesinos para procurar la prescripción de sus procesos judiciales en Lima, de tal manera que fuera posible su candidatura a la presidencia de la República.

La negativa de García a las interrogantes del ABC alentaron las indagaciones. En los siguientes dos meses, las investigaciones han establecido que García negoció con Montesinos la prescripción de sus delitos a cambio de la impunidad del asesor.

CONTACTO EN PARÍS

El 24 de setiembre del año pasado, Montesinos salió del Perú en un jet privado rumbo a Panamá; su asistente principal, Matilde Pinchi Pinchi se encontraba en New York. Una vez en la capital caribeña el asesor llamó por teléfono a la señora Pinchi y le pidió que viajara a Panamá para darle el encuentro.

Matilde Pinchi Pinchi se reunió con Montesinos entre el diez y el quince de octubre. Ella se instaló en el mismo aparthotel donde el “Doctor” y Jaqueline Beltrán estaban hospedados.

En esos aciagos días para el asesor, Pinchi Pinchi continuó cumpliendo su rol de “mano derecha” y estaba presente cuando Montesinos hablaba por teléfono, diariamente, con algunos de sus socios y colaboradores más cercanos, entre los que se encontraban el ex presidente Alberto Fujimori y los hermanos Samuel y Mendel Winter Zuzunaga.

Un día, Mendel Winter le dijo a Montesinos que Alan García estaba interesado en conversar con él. García había solicitado a Winter que lo contactara con Montesinos en anteriores y en repetidas oportunidades. Winter se lo había hecho saber al asesor, pero Montesinos se habría negado a atender la solicitud de audiencia del ex presidente mientras ostentaba el poder.

Sólo en Panamá, Vladimiro Montesinos le pidió a Mendel Winter el teléfono de García en París y finalmente, lo llamó. La conversación que sostuvieron duró aproximadamente quince minutos. Cuando el ex asesor cortó, marcó inmediatamente el teléfono de Winter y le dijo “ya hablé con Caballo Loco y hemos llegado a un acuerdo”.

Montesinos comentó que García quería que lo ayudara a arreglar sus juicios en el Perú: “Si hubiéramos hablado antes, esto no te hubiera pasado” le habría dicho García a Montesinos aludiendo a la delicada situación que atravesaba el consejero de Fujimori.

Según lo acordado a través de esa comunicación telefónica, fue el asesor quien diseñó la estrategia para conseguir la prescripción de los procesos que inculpaban a García. Pero como además García estaba sujeto a la Ley de Contumacia, Montesinos también le aconsejó que presentara una acción de amparo en contra de esa norma elaborada en los mejores tiempos de la dupla Fujimori-Montesinos. Además se encargó de enviarle el proyecto para que lo materializara con sus abogados.

Todavía en Panamá, Montesinos llamó al vocal Alejandro Rodríguez Medrano para que empezara trabajar en el asunto y a Mendel Winter para anunciarle que pronto llegaría a su casa un sobre que debería ser entregado en manos de un comisionado enviado por Alan García.

Hizo lo mismo con el ex presidente Fujimori para contarle que había hablado con “Caballo Loco” y decirle que pronto le daría precisiones.

Después, Montesinos llamó telefónicamente a García en diferentes oportunidades, unas veces le contestaba personalmente y otras la grabadora con un frío mensaje. Las conversaciones no fueron únicamente de temas procesales. El ex presidente y el ex asesor hablaron también de trivialidades.

ADIÓS CONTUMACIA

El 24 de octubre, el asesor en desgracia regresó al Perú en otro jet que aterrizó en Pisco. Una vez en Lima, Montesinos se instaló en la casa de Matilde Pinchi Pinchi y desde ahí, a través de un teléfono celular prepagado, adquirido por Matilde para la ocasión, el asesor llamó al vocal Rodríguez Medrano y le preguntó qué había sido del caso de “Caballo Loco”. A lo que Rodríguez Medrano contestó: ya lo tengo todo listo.

Esa tarde, Rodríguez Medrano envió por fax, a la casa de Matilde Pinchi Pinchi, el documento que cuidadosamente había elaborado a pedido de Montesinos. El “Doc” pidió a sus secretarios Ruiz Agüero y Ramos que lo llevaran en un sobre cerrado a la casa de Mendel Winter Zuzunaga.

Winter recibió el encargo. Era un sobre lacrado y no se atrevió a abrirlo. También recibió una llamada de Alan García pidiéndole la dirección exacta de su casa. Un día después, una persona recogió de la casa de Winter el sobre que Montesinos había enviado. Al término de la distancia el ex presidente recibió el sobre en París.

Desde ese mismo teléfono, el asesor hizo las coordinaciones con los integrantes de la Sala de Derecho Constitucional de la Corte Suprema, la misma que debía recomendar a la Sala de Especial Penal -integrada por Luis Serpa Segura, Otto Torres Carrasco y Nicanor Castillo- para que la acción de Amparo en el caso de la Ley de Contumacia resultase favorable a Alan García.

Según la Ley de Contumacia, el acusado mantendría su condición de reo contumaz mientras no se sometiera a la justicia. En cristiano, mientras García estuviera bajo el rigor de esa ley, no podría tramitar la prescripción de sus procesos y mucho menos candidatear a ningún puesto público.

No obstante, se debe destacar que Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA ya había recomendado al gobierno peruano, el 10 de octubre del año 2000, que dejara sin efecto los fallos judiciales que estuvieran relacionados a la Ley de Contumacia. El tribunal internacional había admitido la denuncia de García el 15 marzo de ese año.

De todas maneras, Vladimiro Montesinos ayudó a García confiando en que su maquinaria judicial terminaría por librarlo no sólo de esa Ley, sino también y sobre todo, de los procesos que enfrentaba. Como el caso del tren Eléctrico, por ejemplo. A cambio, el asesor tendría un futuro diferente.

Tal vez es una coincidencia, pero lo cierto es que, poco después, el 29 de octubre del 2000, Vladimiro Montesinos huyó nuevamente del país a bordo del velero Karisma, una embarcación que le pertenecía a José Lizier Corbeto, hijo de Carlos Lizier Gardela, funcionario de confianza de Alan García y prominente miembro de su pasado gobierno.

Lo que siguió, cronológicamente, no deja de llamar la atención. También en noviembre del 2000 el conocido magistrado motesinista Percy Escobar Lino, sorprendió a tirios y troyanos pronunciándose, públicamente, en contra de la Ley de Contumacia desde su ubicación de suplente en la Sala de Derecho Público.

Como se recuerda, el Consejo Nacional de la Magistratura no depuró el Poder Judicial hasta el mes de mayo del presente año, por lo que los vocales montesinistas tuvieron tiempo suficiente para servir a los intereses de su mentor.

El 10 de enero el ministro de Justicia del gobierno de Transición, Diego García Sayán, envió la resolución de la CIDH al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Mario Urrelo, el mismo que derivó el informe a la Sala Penal Permanente presidida por Luis Serpa Segura.

El 17 de enero, Jorge del Castillo anunció públicamente que Alan García regresaría el 27 del mismo mes. Alan vuelve. La noticia fue publicada en las primeras planas.

Al día siguiente, la Sala Penal Especial de la Corte Suprema, encabezada por el fiel Serpa Segura, resolvió considerando inaplicable la Ley de Contumacia para Alan García Pérez.

Paralelamente, la misma Sala decretó la prescripción de los delitos que sustentaban los procesos del ex presidente. Aunque no sucedió lo mismo para Alfredo Zanati, el amigo de García comprendido como cómplice en el caso del Tren Eléctrico donde el ex mandatario era el acusado.

ALAN VUELVE

El sábado 27 de enero, Alan García regresó al Perú limpio de polvo y paja. Al día siguiente, en América Televisión, en el canal de los ahora prófugos José Enrique y José Francisco Crusillat, el periodista Nicolás Lucar, utilizando la versión de un testigo que resultó ser el chofer de su suegra; acusó al presidente del gobierno de Transición, Valentín Paniagua, de estar coludido con la red de corrupción a través del testaferro de Montesinos, Víctor Alberto Venero Garrido. Lúcar había dedicado ya una edición entera de su programa a entrevistar a García.

Mientras ocurría el escándalo en el programa “Tiempo Nuevo” en el otro canal, la periodista de Panorama, Mónica Delta, en extraordinaria y rapidísima reacción entrevistaba a Alan García precisamente sobre el tema de inmediata actualidad: las posibles vinculaciones de Paniagua con Venero.

Uno de los periodistas más emblemáticos del régimen fujimorista acusaba al Presidente de la Transición de estar vinculado al testaferro de Montesinos, pero García Pérez respondía como gran estadista, dejando abierta la posibilidad de que la denuncia tuviera asidero.

"Ruego a Dios que no sea cierto, me resulta difícil que un hombre como Valentín Paniagua haya recibido dinero para su campaña. Es gravísimo y alarmante que un Presidente provisional encargado de conducir el proceso electoral del próximo 8 de abril en forma democrática, sea acusado de esa manera, es muy grave" dijo García en ese momento.

El engranaje que montó el ex asesor en los últimos años en la televisión abierta, empezó a rodar a favor del recién llegado.

Cualquier lector memorioso recordará que el candidato García borró de su discurso el nombre de Montesinos y las palabras mafia y corrupción. Desde sus tribunas callejeras Alan Perú cuestionó únicamente la política económica aplicada por el fujimorismo y propuso que los peruanos “fijáramos nuestras esperanzas en el futuro, como el conductor de un auto que no puede manejar mirando por el retrovisor”.

Mirar el futuro no significa sin embargo, olvidar el pasado, auspiciar la impunidad y permitir que la corrupción haga de la política su campo de batalla.

FUENTE: http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:http://agenciaperu.com/investigacion/2001/SET/vladialan.htm